Croquetas de champiñones y boletus sin lactosa y opción sin huevo

Croquetas de champiñones y boletus sin lactosa y opción sin huevo

croqueta boletus firma

Hola, ¿qué tal? En esta ocasión te traigo otra receta de croquetas. Esta vez he hecho un clásico dentro de las croquetas vegetarianas, de champiñones y boletus. El relleno es increíblemente cremoso, jugoso y lleno de sabor, y por fuera son bien crujientes. ¿Te apetece probarlas? Te explico cómo hacerlas en casa:

Ingredientes (36 unidades, aprox):

  • 500 gr de champiñones frescos
  • 3 cucharadas de boletus picados (yo los utilizo deshidratados, los hidrato en agua, y luego los pico, pero puedes usarlos frescos si los encuentras)
  • 1 cebolla
  • 500 ml de leche de avena
  • 100 gr aprox de margarina o mantequilla (unas dos cucharadas grandes, ojo, si decides usar mantequilla debes saber que lleva lactosa)
  • 6 cucharadas de harina
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta negra recién molida

Para el rebozado:

  • 1 plato con harina
  • 1 plato con pan rallado
  • 1 plato con dos huevos batidos, o si deseas hacer una versión sin huevo, mezcla 4 cucharadas de lino molido con 8 cucharadas de agua como sustituto.

Para freír:

  • Abundante aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Retira el pie de los champiñones, y con ayuda de una puntilla retírales la piel. Si ves que tienen exceso de tierra, límpialos con un cepillito. Pícalos finamente y resérvalos.

Pela, y pica la cebolla, y ponla a sofreír en una cacerola con un chorrito de aceite de oliva virgen extra caliente. Añade una pizca de sal para facilitar que se poche. Una vez pochada a fuego medio, añade los champiñones y los boletus deshidratados, y rehoga hasta que esté todo bien cocinado (observarás que los champiñones se tornan negros). Añade ahora la mantequilla o margarina y espera a que se funda a fuego bajo.

A continuación, añade 6 cucharadas de harina, y remueve bien con el fuego al mínimo. Cuando esté todo bien mezclado, añade la leche de avena y remueve con ayuda de una varilla. Cocina a fuego bajo, y liga bien la masa. y sin parar de remover con la varilla durante 10 minutos.

Reparte la masa en dos platos. Déjala enfriar a temperatura ambiente antes de meterla en la nevera. Refrigera durante al menos 2 horas (yo suelo dejar enfriar la masa durante toda una noche si las hago por la tarde).

Una vez fría la masa, prepara un plato con harina, otro con pan rallado, y otro con huevo batido o la mezcla sustitutiva del huevo (4 cucharadas de lino molido mezclado con 8 cucharadas de agua, si necesitas más cantidad, duplícalo, o repite el proceso). Y otro plato limpio más o un tupper para ir colocando ahí las croquetas que formes. Si tu masa de croquetas tiene una textura más blanda, lo mejor será que las hagas con la técnica del quenelle (con ayuda de dos cucharas, explico esta técnica en este vídeo). Pasa las croquetas por harina, “huevo” y pan rallado, y colocalas en el plato o tupper.

Mi truco para freírlas y que no revienten es congelarlas primero 🙂 así tendrás el éxito asegurado. Sino, están demasiado tiernas para freírlas, igual que con las croquetas de espinacas. Por cierto, ¿las has probado ya?

croquetas boletus firma

Espero que te haya gustado esta rica receta y te animes a hacerlas en casa, porque realmente merece la pena 😀

¡Que tengas un día precioso!

Anuncios

Un comentario en “Croquetas de champiñones y boletus sin lactosa y opción sin huevo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s