Cómo preparar arroz para sushi

Cómo preparar arroz para sushi

Nutrientes del arroz blanco

Hola, ¿qué tal?

En esta ocasión te traigo una receta básica dentro de la cocina japonesa, el arroz para sushi. Puede parecer algo sencillo, a priori, pero tiene su proceso.

Para empezar, es importante el tipo de arroz que elijas. Para esta receta necesitarás un arroz de grano corto (más almidonado), o de grano medio (un poco menos almidonado). Si no encontraras este arroz tan específico, puedes usar el arroz bomba de toda la vida, que también va bien, o incluso algún arroz semi integral.

Te dejo con la vídeo receta, y a continuación te lo escribo para que no te pierdas detalle:

El primer paso es lavar el arroz de 2 a 4 veces, según la cantidad de almidón que suelte. Para ello, ponlo en un bol con agua y dale unas vueltas con la mano o con una cuchara. Verás que el agua se torna blanquecina o lechosa, desecha este agua y repite el proceso hasta que veas que sale más clara.

A continuación, pon el arroz en remojo durante 30 minutos (45 minutos máximo). Con este paso conseguirás que el arroz se hidrate, consiguiendo así un tiempo de cocción más corto, y también menos agua en dicha cocción. Para 1kg de arroz, necesitarás 850 ml de agua. Cuece el arroz unos 20 minutos, y no lo vuelvas a lavar después de cocerlo.

Una vez que el arroz esté cocido, se pone encima de una tabla de madera (preferiblemente de haya) para que absorba el exceso de humedad.

El siguiente paso es preparar tu vinagre para sushi, aquí tienes la receta:

  • 250 ml de vinagre de arroz
  • 175 gr de azúcar
  • 75 gr de sal

Para hacerlo, sólo tienes que poner todos los ingredientes en un cazo a fuego bajo, hasta que el azúcar y la sal queden completamente disueltos (ve moviéndolo con una cuchara, para que se disuelva bien y no llegue a arrancar a hervir).

Se utilizan 180 ml de esta vinagreta para cada kilo de arroz cocido. Ahora, añade esta vinagreta al arroz, y atempéralo con la ayuda de un abanico. El arroz para sushi no debe estar ni caliente, ni frío de la nevera, por eso el paso del abanico es fundamental para que el arroz quede en su punto perfecto.

Espero que te haya gustado esta receta, básica para tantos platos de sushi, la semana que viene te traeré una nueva receta al más puro estilo japo, pero no todo será oriental… tengo preparadas cosas muy dulces para ti.

¡Un abrazo, que pases una feliz semana!

Si tienes cualquier consulta nutricional, puedes contactar conmigo en celianutriananda@gmail.com

Anuncios
Sopa de miso a mi manera

Sopa de miso a mi manera

IMG_20150122_142844

Hola a todos,

En esta ocasión os traigo esta sopa de miso, que haría que el mismísimo Jordi Cruz dijera: “Creo que te quiero, Celia”. Esta fue su versión en MásterChef 2 España:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/masterchef-2/masterchef-creo-quiero-jordi/2524608/

La receta que se marcó el chef Jordi Cruz en directo fue una pasada, pero con quien realmente aprendí a hacer sopas de miso mientras estuve en el programa fue con mi compañero Emil Samper. Después de las larguísimas jornadas de rodaje, él siempre tenía ganas de cocinar al llegar a casa, y lo más sencillo y rápido eran sus sopas de miso, cargadas de sabor. Esta está inspirada en las que hicimos juntos allí. ¿Queréis conocer la receta? Venga, va:

Ingredientes (1 persona):

  • 250 ml de agua
  • 1 puerro pequeño o medio puerro grande
  • 1 champiñón grande
  • 1 puñadito de algas (nori, wakame y lechuga de mar)
  • 1 puñadito de tallarines de arroz
  • Una cucharadita de especias (o media de moca) de chile en polvo
  • Un chorrito de salsa de soja o tamari
  • 1 cucharada de miso blanco (shiro miso). Este es el tipo de miso que he utilizado en la receta, pero puedes usar el que más te guste. Los más famosos son los del tipo mugi miso (está hecho de soja y cebada) y el hatcho miso (sólo de soja y de sabor más intenso).

Preparación:

Pon el agua a hervir. Mientras tanto, corta el puerro en rodajas,  y añádelas al agua, junto con las algas. A continuación, añade los tallarines de arroz y el champiñón cortado en láminas. Retira del fuego cuando los tallarines estén tiernos (en unos 5 minutos) y añade el miso, el chile en polvo y el chorrito de salsa de soja o tamari.

IMG_20150122_224409

El miso se tiene que añadir retirado del fuego, porque es un fermento y si hierve “muere” y pierde sus beneficiosas propiedades. El miso es altamente digestivo, y en tiempo de frío viene muy bien tomar un caldito caliente para preparar al estómago. Alcaliniza la sangre, nutre el sistema nervioso, regenera la flora intestinal, desintoxica y lo más sorprendente es su capacidad para eliminar residuos tóxicos.

Pronto publicaré otra recetilla oriental con una breve explicación sobre las algas que he usado para hacer esta sopa 🙂

Si tienes alguna consulta nutricional, puedes contactar conmigo en celianutriananda@gmail.com

Si te ha gustado esta publicación, ¡compártela, que es gratis! 😀

¡Que tengas un día precioso!

Arroz con verduras en diferentes texturas al aroma de albahaca

Arroz con verduras en diferentes texturas al aroma de albahaca

IMG_5282

Ingredientes (2 personas)

– 1 berenjena

– 1 calabacín

– 3 tomates

– 1 ó 2 patatas

– 1/2 cebolla

– 1 diente de ajo

– 1 vasito de arroz integral

– 3 vasitos de caldo de verduras

– 1 hoja de laurel

– Varias hojas de albahaca fresca

– Sal marina sin refinar

– Aceite de oliva virgen extra

Se pocha el ajo y la media cebolla picaditos en una cacerola. Se añade el caldo de verduras y la hoja de laurel y cuando esté hirviendo se añade el arroz, y se deja cociendo unos 40 minutos aproximadamente (si se consume el caldo y el arroz no está listo, id añadiendo un poco más hasta que esté listo).

Se cortan el calabacín, y los tomates en rodajas, y la berenjena y las patatas en medias lunas. Las patatas se fríen en abundante aceite bien caliente. La berenjena se pasa por harina (se sacuden bien para eliminar el exceso) y se fríen también. En una fuente de horno se forman capas con la berenjena frita, el tomate crudo, las patatas y el calabacín crudo. Entre capa y capa se pone un poco de sal y albahaca picada al gusto. Se hornea a 180º C unos 20 minutos (cuando el calabacín esté al dente).

¡Listo!

Para hacer más sana esta receta se pueden usar todos los ingredientes ecológicos, como he hecho yo hoy. Además, se puede hacer con estas mismas verduras en crudo (sin freír, para que sea más saludable) con un chorrito de aceite y sal entre capa y capa, horneándolas en la fuente cubierta con papel de aluminio e incrementando el tiempo de cocción.

De primer plato recomendaría una ensalada con abundantes hojas verdes y hortalizas frescas, al gusto.

¡Salud!