Cookies de avena y chocolate (sin huevo y sin lácteos)

Cookies de avena y chocolate (sin huevo y sin lácteos)

Galleta avena, nibs cacao, nueces, chocolate y goji firma logo

Hola, ¿qué tal? En esta ocasión te traigo una receta de lo más cuqui ❤ y es que, ¿quién puede resistirse a estas cookies tan sanas y monas? Están hechas, como siempre, sin huevos ni lácteos, para que las puedan tomar personas con intolerancias a estos alimentos. Son perfectas para el desayuno y la merienda, y nos darán energía para parar un tren. ¿Quieres saber cómo se hacen? ¡Vamos allá!

Ingredientes (unas 20 unidades):

  • 2 tazas de harina integral
  • 1 taza de copos de avena
  • 1 taza de azúcar moreno
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de vainilla en polvo
  • 1 cucharada de nueces picadas
  • 2 cucharadas de nibs de cacao (los nibs de cacao son los trocitos de cacao puro que componen la semilla de cacao)
  • 1/2 taza de aceite de oliva virgen extra
  • 1/3 taza de leche de avena
  • Para decorar: Una tableta de chocolate fondant, y 4 cucharadas de bayas de goji

Preparación:

En un bol grande, mezcla todos los ingredientes secos (la harina, la avena, el azúcar, la levadura, la vainilla, las nueces y los nibs de cacao). Añade ahora los ingredientes líquidos (el aceite de oliva y la leche de avena) y mezcla bien con las manos hasta que todos los ingredientes queden bien integrados. Cubre una bandeja de horno con papel de hornear. Mientras preparas las cookies, pon a precalentar el horno a 180ºC. Para darle forma a las cookies coge una porción de masa del tamaño de una nuez, y forma una bolita con ella. A continuación, aplástala sobre la bandeja de horno con un estampador de galletas, con la base de un vaso, o con tu propia mano.

estampador galletas firma
Estampadores de galletas

Deja espacio entre una galleta y otra, ya que crecerán un poco al hornearse. Cuécelas en el horno durante 20-25 minutos (hasta que veas que los bordes empiezan a dorarse). Déjalas enfriar sobre una rejilla.

Mientras se enfrían las galletas, pon a fundir la tableta de chocolate al baño maría. Cuando lo tengas listo, prepara una superficie plana cubierta con papel de hornar. Baña la mitad de la galleta en el chocolate y ponla sobre el papel sulfurizado para no manchar. Decora con unas bayas de goji y déjalas enfriar ❤

Nota: La avena es uno de los granos más nutritivos. Estabiliza el azúcar en sangre y combate los picos de hambre si se toma sin refinar. Ayuda a aliviar los cambios de humor, dado que estabiliza los niveles de estrógeno), y reduce la retención de líquidos.
La fibra soluble que contiene reduce el nivel de colesterol y la hipertensión, fomentando la salud cardiovascular.
Al producir bolo alimenticio, la avena mejora el proceso digestivo, evitando o aliviando el estreñimiento. Al mismo tiempo calma el aparato digestivo, sobre todo en casos de gastritis y colon irritable, dado que limpia el intestino de alimentos y carcinógenos, y ayuda a prevenir el cáncer de colon.
Los copos de avena se pueden tomar crudos o cocinados. Abstenerse personas celíacas.
La avena, al estar cargada de vitaminas B1, B2, B3, B5, E, ácido fólico, calcio, hierro, magnesio, fósforo, fibra y proteína contribuye a la formación de huesos, dientes y tejidos conectores. Es bueno tomarla durante la convalecencia, sobre todo después de dar a luz.
Es famosa por su efecto relajante, y un remedio popular contra el insomnio aconseja dormir sobre una almohada llena de avena.

Espero que te haya gustado esta receta y que la pongas en práctica, pero aviso: ¡VUELAN!

¡Que tengas un día precioso!

Anuncios
Palmeritas de chocolate

Palmeritas de chocolate

palmeritas choco

Hola, ¿qué tal? En esta ocasión te traigo un dulce de lo más típico, las palmeritas de hojaldre y chocolate. Son realmente fáciles de hacer y van genial para desayunar o para la merienda junto con un té. Con sólo tres ingredientes, y 30 minutos ya las tienes hechas, ¿quieres saber cómo? Vamos allá:

Ingredientes:

  • 1 plancha de hojaldre rectangular
  • Azúcar moreno al gusto
  • 200 gr de chocolate de cobertura

Preparación:

Extiende la plancha de hojaldre, y cúbrela con el azúcar moreno. A continuación, ve enrollando por cada lado hasta coincidir en el centro (en el vídeo se ve claramente, pero explicarlo por escrito sin verlo es un poco complicadete), y se van cortando palmeritas con un cuchillo bien afiliado, de medio centímetro de grosor aproximadamente (luego crecerán en el horno). En el vídeo digo que deberán hornearse a 200ºC una media hora, pero dependerá de la potencia del horno. En algunos hornos, a 200ºC será suficiente con 10 minutos, así que no las pierdas de vista porque estarán listas enseguida 😀

palmeritas

Ahora sólo nos queda fundir el chocolate al baño maría, y cubrir las palmeritas con él. También puedes bañarlas a mano en chocolate una por una y luego dejarlas en una rejilla. ¡Buen provecho!

palmeritas chocoo

Espero que te haya gustado esta dulce y sencilla receta, ¡y que la pongas en práctica!

¡Que tengas un día precioso!

PD: Si te ha gustado esta receta y no quieres perderte ni una, suscríbete a mi canal de YouTube 😉

Reto fingerfood. Cheesecake triple chocolate crudivegana, y sin azúcar

Reto fingerfood. Cheesecake triple chocolate crudivegana, y sin azúcar

DSC_0835

Hola, ¿qué tal? En esta ocasión te traigo una tarta crudivegana (sin ingredientes de origen animal y “cocinado” a menos de 41ºC). Se trata de un cheesecake chocolateado, y será mi arma definitiva en el reto fingerfood que estoy haciendo con Víctor, de Dvicio Barcelona :D. Como bien sabéis, nos lanzamos un reto hace dos semanas: hacer dos recetas de fingerfood (comida para comer con las manos), una salada y una dulce. La semana pasada tocaron las pizzetas mexicanas (aquí las recetas) y esta semana nos ponemos más dulces con este cheesecake… ¿Quieres saber cómo lo he preparado sin huevos, sin lácteos, sin azúcar y… sin horno? Vamos allá:

Ingredientes (para varias tartas pequeñitas o una tarta de 20cm de diámetro):

Base de bRAWnie:

  • 1 taza de nueces (o media taza de nueces y otra media taza de avellanas, que con el cacao combinan Dvicio… jejeje)
  • 5 dátiles previamente remojados
  • 1/2 taza de cacao puro en polvo
  • 1 pizca de vainilla en polvo
  • 1 pizca de sal

Cheesecake de chocolate:

  • 2 tazas de anacardos previamente remojados durante al menos 2 horas
  • 1/3 de taza de cacao puro en polvo
  • 1/2 taza de aceite de coco
  • 1/2 taza de sirope de agave o de arce
  • 1/2 taza de agua
  • 1 cucharadita de vainilla en polvo

Ganache de chocolate:

  • 85 ml de aceite de coco en estado líquido
  • 60 ml de sirope de agave o de arce
  • 1/4 taza de cacao puro en polvo

Preparación:

Primero de todo empezamos por la base. Para ello, ponemos en una picadora (si no tenemos nos vale el accesorio picador que traen las batidoras de brazo, o una batidora americana potente, o una thermomix) las nueces, junto con los dátiles previamente remojados para que estén más tiernos (si usamos dátiles medjoul no es necesario remojarlos, y con dos o tres ya tendríamos suficiente), el cacao en polvo, la vainilla y la sal, y trituramos con  pulsaciones y poco a poco hasta que nos quede una masa a la que podamos dar forma con las manos.

DSC_0782

Si quisiéramos hacer una tarta grande, pondríamos esta cantidad en la base de la tarta, y aplanaríamos bien hasta que quedara firme. Como queremos hacer tartitas individuales (de eso va el reto, de que nos lo comamos con las manos y luego nos chupemos los dedos) usaremos un aro de emplatar. Sobre el mismo plato, colocamos el aro de emplatado y  ponemos unas dos cucharadas de esta masa, y apretamos con firmeza para tener una buena base.

DSC_0786

Para hacer el cheesecake 100% vegetal usaremos anacardos, que son los que aportan una textura y un sabor neutro muy parecido al del queso. Es el ingrediente estrella de la mayoría de tartas crudiveganas. En una picadora, o en una batidora de brazo potente (quedará con una textura más líquida que la base) tritura juntos todos los ingredientes hasta que quede muy muy fino. Ponlo sobre la base de bRAWnie y mete el plato en el congelador una hora.

Mientras tanto, puedes ir haciendo la ganache de chocolate. Si no tienes el aceite de coco en estado líquido, puedes calentar un poco el tarro de aceite al baño maría. Tritura juntos todos los ingredientes y ya tienes listo tu chocolate brillante 100% vegetal. Si la temperatura es calurosa te quedará como un chocolate espejo, pero si la temperatura es más fría, el aceite de coco volverá a solidificarse y quedará una cobertura muy suave en textura, pero un poco más opaca en cuanto aspecto. Nada que no se arregle con un decapador si quieres que brille al momento de comerla 🙂

Ahora desmolda tu minitartita, y cúbrela con la ganache de chocolate. Puedes cubrirla por completo o sólo la parte de arriba, como he hecho yo para que se vieran bien todas sus capas. Este es el resultado:

DSC_0823

DSC_0828

DSC_08421

Ahora sólo nos queda ver la versión del cheesecake de Dvicio Barcelona… ¡A ver quién ha sido más original! Puedes ver su receta en su blog: http://dviciobarcelona.blogspot.com.es/ ¡seguro que va a estar muy reñido!

¡Coméntanos qué te han parecido las recetas!

¡Que tengas un día precioso!

Crema de chocolate espress (vegana)

Crema de chocolate espress (vegana)

IMG_20150122_150338

¡Hola, holita!

Hoy te traigo otra de las recetas que es taaaaaan sencilla que casi me da vergüenza publicar… (sólo se tardan 3 minutos en hacerla). Aviso, puede ser adictiva por su sabor delicioso. ¿Quieres aprender a hacer esta crema de chocolate? ¡Vamos allá!

Ingredientes (2 personas):

  • 200 ml de nata para montar, vegetal, que tiene que estar bien fría
  • 2 cucharadas soperas de cacao puro en polvo
  • 1 pizca de canela
  • 1 pizca de vainilla en polvo

Preparación:

Pon la nata vegetal en un vaso de batidora grande, junto con el cacao en polvo, la pizca de canela y la pizca de vainilla. Disuelve con ayuda de un tenedor. A continuación, monta la crema con ayuda de unas varillas eléctricas haciendo movimientos circulares, y subiendo y bajando la máquina para que entre aire en nuestra crema (así quedará parecido a una mousse)… ¡Y ya está! Vamos, más fácil imposible.

Esta receta os sacará de un apuro si tenéis invitados improvisados, y queréis prepararles un postre rico en lugar de ofrecerles un yogur (de soja) 😉 y también te puede servir como frosting en un cupcake o tarta.

Si necesitas una consulta de asesoría nutricional, o te puedo resolver alguna duda, contacta conmigo en celianutriananda@gmail.com

¡Que tengas un día precioso! Y visita mi otro blog https://nutrianandaconsejillosdehada.wordpress.com/ en el que además encontrarás algún consejo de bienestar personal 😉

Bombones o rosas, ¿por qué no las dos cosas?

Bombones o rosas, ¿por qué no las dos cosas?

IMG_20150127_105923

Hola a todos,

En esta ocasión os traigo una recetilla un tanto romanticona y dulce 🙂 se trata de unos bombones crudiveganos (con ingredientes 100% vegetales y cocinados a menos de 42ºC) de dos colores con aroma a rosas… Esta receta es muy fácil de realizar, pero hay que tener paciencia con el cacao. Ya sabéis que siempre digo que hay que encontrarse con buen ánimo y actitud siempre que uno se mete en la cocina, pero con el cacao es impresionante. Más que estar cocinando parece que una esté haciendo alquimia, porque así como tú te sientes, así te quedan los bombones (hay veces que aunque sigas la receta paso por paso, resulta que un día te quedan deliciosos, y otro día se te corta el chocolate y no sabes por qué, o te queda granulado, o no brilla nada). Utilizaré ingredientes puros, y por tanto no suelen estar en los supermercados habituales, pero luego os cuento cómo y dónde conseguir los ingredientes 🙂 ¿Queréis aprender cómo se hacen? ¡Pues vamos allá!

Ingredientes (para la parte oscura)

  • 120 gr de manteca de cacao
  • 60 gr de cacao puro en polvo
  • 70 gr de sirope de agave
  • 4 cucharadas de azúcar de coco
  • Una pizca de vainilla

Para la parte roja:

  • 70 gr de manteca de cacao
  • 4 cucharadas de maca o lúcuma en polvo
  • 30 gr de sirope de ágave
  • 2 cucharadas de azúcar de coco
  • Una pizca de colorante rojo (aseguraos que sea vegetal) OPCIONAL
  • 3 o 4 gotas de aroma de rosas

Necesitarás:

  • Moldes de silicona para bombones
  • Espátula de silicona
  • Colador
  • Varillas
  • Una olla
  • Un cuenco o fuente que puedas poner al baño maría dentro de la olla
  • Amor y paciencia

Preparación:

Empezaremos por la parte roja, para ponerla primero en nuestros moldes 🙂 En una olla, pon al baño maría (el fuego debe estar al mínimo) los 70 gr de cacao hasta que se derrita, moviendo de vez en cuando con una espátula de silicona. Es de vital importancia que no entre ni una gota de agua en nuestro chocolate, porque eso hace que le salgan burbujas, que no brille, y lo que es peor: que se corte y que no nos salgan los bombones. Por eso hay que hacerlo con mucho mucho cariño y mucha mucha paciencia.

Cuando esté derretida la manteca, pon la maca en un colador y ve echándola sobre la manteca en forma de lluvia, mientras vas removiendo con la espátula poco a poco. No debe quedar ni un grumo. Añade ahora el sirope de agave, el azúcar de coco, el colorante al gusto y las gotas de esencia de rosas. Remueve bien hasta que quede totalmente homogéneo y con una textura muy fina. Rellena tus moldes de bombones hasta la mitad (si quieres, y lo tienes por casa, puedes añadir unos copitos de espirulina al molde, y te quedarán los bombones más bonitos todavía) y déjalos enfriar mientras haces la parte oscura de tus bombones.

IMG_20150130_112028 (1)

Para la parte oscura es prácticamente el mismo procedimiento: Pon a derretir los 120 gr de manteca de cacao con mucha paciencia. Cuando esté derretida, pon el cacao en polvo en un colador y ve añadiéndolo muy poco a poco a la vez que vas removiendo con la espátula de silicona o con unas varillas. Lo importante es que no quede ningún grumo. Añade ahora el sirope de agave, el azúcar de coco y la vainilla muy poco a poco y removiendo hasta obtener una textura muy fina. Pruébalo antes por si tienes que rectificar con un poco más de sirope de agave.

Ahora saca de la nevera los moldes rellenos hasta la mitad con la parte rojiza, y termina de rellenarlos con la parte oscura. Déjalos enfriar.

IMG_20150127_110442

Truco:

A no ser que tengas mucha prisa (lo cual no es nada recomendable si te vas a poner a hacer bombones) los puedes enfriar en la nevera, pero su color puede perder brillo, o pueden aparecer algunas partes blanquecinas que los afearán un tanto… Mejor dejarlos a temperatura ambiente si hace frío, o enfriarlos sobre una camita de hielos ¡¡que no toquen el chocolate!! Así fue como los tuve que enfriar en Formigal, en la prueba por equipos que nos pusieron en el programa 6 de MasterChef 2 España (sí queréis ver el vídeo, os dejo el enlace, aparece a partir del minuto 53):

http://www.rtve.es/alacarta/videos/masterchef-2/masterchef-2-programa-6-21-05-2014/2573654/

Nota:

Para hacer la parte rojiza de los bombones se puede utilizar indistintamente maca o lúcuma. Pero ya que estamos puestos, y va a ser San Valentín, os recomiendo la maca. La maca incrementa la energía y la vitalidad, reduce la fatiga física y mental, y … ayuda a aumentar la lívido y la función sexual además de incrementar la fertlidad masculina y femenina. Es un poco más cara que la lúcuma (conocida como “Oro de los incas”), pero si quieres usar la lúcuma queda increíblemente delicioso. En Perú es el sabor más vendido de helados. 

Si tienes cualquier consulta sobre asesoría nutricional, contacta conmigo en celianutriananda@gmail.com

¡Que tengas un día precioso!

Tarta Sacher para celiacos, e intolerantes a la lactosa y/o huevo

Tarta Sacher para celiacos, e intolerantes a la lactosa y/o huevo

He aquí mi especialidad, la tarta sacher. Es una tarta que he hecho en varias ocasiones y a la que le tengo un cariño especial, porque fue la primera que me encargaron en mi vida… pero esa es otra mágica historia 😉

IMG_20140925_095535

Ingredientes

3 tazas de harina de trigo sarraceno (60%) y harina de maiz (40%) (si no eres celiaco puedes usar 3 tazas de la harina que más te guste, trigo, trigo integral, espelta…)
1 y 1/2 tazas de azúcar integral
1 cucharada de levadura en polvo
1 pizca de sal
2 tazas de agua
1/2 taza de aceite de oliva
200gr de chocolate para repostería
1 bote de mermelada de albaricoque (la tarta sacher original se hace con mermelada del albaricoque, pero yo siempre digo que el chocolate y la naranja son la pareja perfecta, así que como me gusta tanto esa combinación, suelo usar mermelada de naranja amarga)
Cobertura: 150 gr de azúcar, 150 ml de agua, 300 gr de chocolate para repostería.
Almíbar: Partes iguales de agua y azúcar, según la cantidad que queramos, por ejemplo: 200 ml de agua y 200 ml de azúcar.
Preparación

Primero de echan todos los ingredientes secos en un bol y se mezclan bien (harina, levadura, y sal). A continuación se funde el chocolate en un cacito con el fuego al mínimo, y para ahorrarnos disgustos y que se pegue, le añadiremos, cuando se empiece a fundir, el aceite. Cuando esté bien derretido, añadimos a este cazo las dos tazas de agua, tibia o caliente, para que no nos cuaje el chocolate que tenemos ya fundido (esto sería un estropicio, y en nuestra cocina sólo queremos cosas bien hechas y ricas). Ahora vertemos el contenido de este cacito en el bol de los ingredientes secos y mezclamos bien con una varilla.

Se pone esta mezcla en un molde redondo para tarta, cuya base habremos forrado con papel de hornear para que no se nos pegue.

ipp

Se introduce en el horno, previamente calentado a 170-180ºC según la potencia de nuestro horno. Tardará en hacerse unos 45 minutos, pero habrá que ir comprobando cómo está nuestro bizcocho con el truco del palillo (ya sabéis, si sale mojado es que aun le queda tiempo a la tarta, y si sale seco es que está lista).

Una vez tengamos nuestro bizcocho, lo desmoldaremos y lo dejaremos enfriar en una rejilla. A continuación se corta con un cuchillo de sierra para obtener dos planchas circulares de bizcocho, que mojaremos con un almíbar que lo preparamos disolviendo la misma cantidad de agua que de azúcar en un cacito a fuego bajo.

Sobre una de las planchas, ponemos una capa de mermelada de naranja amarga

ipp

y cubrimos con la otra plancha. ¡Ya tenemos nuestra tarta montada! Ahora sólo nos falta la cobertura y adornar 😀

Para preparar nuestra cobertura de chocolate brillante haremos un almíbar con el agua y el azúcar. Agregaremos el chocolate troceado y batimos con unas barillas a fuego bajo hasta que el chocolate se haya derretido y la mezcla esté lisa. Se calienta a 110º (si no tienes termómetro para medirlo, puedes saber que está a esa temperatura cuando al levantar la varilla se forman hebras como caramelo. Cuando el glaseado esté en ese punto lo tenemos que usar de inmediato. Para ello tendremos nuestra tarta preparada sobre una rejilla con un plato debajo, y volcaremos este chocolate por encima (aviso: este momento es un festival para los sentidos) 🙂 Bañaremos unas fresas en el chocolate que nos sobre y las colocamos como adorno.

¡Ya tenemos nuestra tarta! ¡y en calidad profesional! Tacháaaaaaaaaaan

IMG_20140925_095837

Y ahora lo mejor de todo… ¡probarla! Bon profit 🙂

ippippY para cualquier consulta nutricional, no dudes en contactarme en celianutriananda@gmail.com 😀

Cookies de coco y chocolate

Cookies de coco y chocolate

Estas galletas son aptas para veganos, e intolerantes al huevo o la  lactosa 🙂

IMG_5273

Ingredientes (24 cookies):

– 2 tazas de harina de espelta integral

– 1 taza de copos de avena integrales

– 1 taza de azúcar moreno o panela

– 1/2 taza de aceite de coco

– 1/3 taza de agua

– 1 cucharada de levadura química

– 50 gr  de chocolate de cobertura

– Copos de coco al gusto

 

Preparación:

Se mezclan bien la harina, los copos de avena, el azúcar, y la levadura. Se añade el aceite de coco (calentarlo un poquito previamente si está en estado sólido), el agua, el chocolate previamente picado, y los copos de coco. Se amasa bien con las manos hasta obtener una masa fácilmente moldeable. Se forman bolas con esta masa. A continuación se aplastan con el culo de un vaso sobre un papel sulfurizado, que pondremos en la bandeja del horno, previamente calentado a 180ºC. Horneamos unos 10 minutos y dejamos enfriar nuestras cookies sobre una rejilla antes de disfrutarlas.

Bon profit!

Se puede sustituir la harina de espelta integral por cualquier otra harina que nos guste (yo he elegido ésta porque es mi favorita).

El aceite de coco se puede sustituir por aceite de oliva o de girasol. Yo he preferido usar el aceite de coco porque me gusta mucho cómo queda en los postres, y además quería que aportara su sabor. 😀