Tarta de mar y frutos rojos (vegana)

Tarta de mar y frutos rojos (vegana)

DSC_1322

Hola, ¿qué tal? Aprovechando que hoy es mi cumpleaños (ya caen 29, ¡yuhuuuu!) he querido hacer esta tarta especial que presentaré a un concurso de recetas marineras. Se trata de una tarta rellena de mermelada de alga cochayuyo (de sabor dulce, no os asustéis) con cobertura de frutos rojos y gelatina de agar-agar 🙂 ¿Quieres aprender a hacerla y a rellenarla con diferentes mermeladas? Pues manos a la obra:

Ingredientes (para una tarta mediana):

Para el bizcocho:

  • 300 gr harina
  • 200 gr azúcar moreno
  • 1 cucharadita de levadura
  • una pizca de sal
  • 200 gr de leche de avena
  • 110 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharadita de vainilla en polvo

Para la cobertura de frutas y agar-agar:

  • 100 gr de fresas
  • 50 gr de frambuesas
  • 50 gr de arándanos azules
  • 200 ml de agua
  • 100 gr de azúcar
  • 1 cucharadita colmada de alga agar-agar en polvo

Para el relleno:

Tienes varias opciones, si la quieres hacer estilo marinero puedes hacer una mermelada con alga cochayuyo, para ello necesitas:

  • 1 taza de alga cochayuyo remojada durante 2 horas
  • 1/2 taza de sirope de agave
  • 1/2 cucharadita de vainilla en polvo

Si deseas un relleno normal, más típico, queda deliciosa con un glaseado de albaricoque (te recomiendo que también lo hagas, para cubrir la parte superior de la tarta), para el que necesitarías:

  • 100 gr de mermelada de albaricoque colada, con los trozos de fruta retirados (a mí me encanta la de la Vieja Fábrica)
  • 50 gr de agua

Preparación:

Lo primero que puedes ir adelantando mientras haces el bizcocho, es poner en remojo el alga cochayuyo si deseas hacer la versión marinera.

Pon a precalentar el horno a 180ºC mientras haces la masa del bizcocho. Para ello, mezcla en un bol grande todos los ingredientes secos (la harina, la levadura, el azúcar, y la sal) y luego añade los líquidos y mezcla bien con ayuda de una varilla, hasta que quede una masa homogénea. Coge un molde redondo mediano desmontable, forra la base con papel vegetal y cierra el molde de manera que quede así:

DSC_1282

Recorta el exceso de papel, y vierte la masa en el molde.

DSC_1287

Introduce el bizcocho en el horno. Estará listo 45-50 minutos más tarde. No abras el horno mientras tanto, o se bajará el bizcocho. Pasados 45 minutos según la potencia del horno, pínchalo con un palillo o un cuchillo, si sale limpio es que tu bizcocho está listo, si sale mojado de masa déjalo horneando entre 5 y 10 minutos más y vuelve a hacer la prueba del palillo. Antes de desmoldarlo espera a que se enfríe un poco, o correrás el riesgo de romper el bizcocho. De todos modos, aún no necesitamos sacarlo del molde, nos falta la decoración, y para ello lo necesitamos 🙂

El siguiente paso es hacer la gelatina con agar-agar. Para ello, pon 200 ml de agua junto con 100 gr de azúcar en un cazo al fuego, y remueve con una varilla hasta que se disuelva. Así obtendremos un almíbar suave. Tenlo a fuego medio, y cuando llegue a ebullición, añade la cucharadita de agar-agar. Remueve durante 1 minuto y retíralo del fuego.

Prepara el glaseado de albaricoque mezclando en un cazo la mermelada de albaricoque colada y el agua. Remueve con ayuda de una cuchara de palo, a fuego bajo, hasta que esté bien ligado. Con ayuda de una brocha de silicona, barniza la tarta con este glaseado para que esté más jugosa.

DSC_1292

Con la tarta dentro del molde, coloca la fruta encima del bizcocho decorando a tu gusto, y vierte sobre las frutas la gelatina líquida de agar-agar, para darles brillo y consistencia.

Deja enfriar la tarta para que cuaje el agar-agar a temperatura ambiente, o en la nevera si deseas acelerar el proceso. Una vez cuajado, ya puedes desmoldar la tarta (si quieres, puedes facilitarte esta tarea separando los bordes que se agarren con una puntilla).

Ahora le llega el turno al relleno 🙂 si optas por la mermelada de cochayuyo deberás hacer lo siguiente:

Si ya la has puesto en remojo, observarás que ha duplicado su tamaño:

DSC_1288

Ponla en un vaso de batidora junto con el sirope de agave y la vainilla en polvo. Tritura hasta que quede esta consistencia (o más fino si no te gustan los tropezones):

DSC_1406

Con mucho cuidado, y a ser posible, con un cuchillo de chef, parte la tarta por la mitad, y cubre la base con el relleno que desees, o con el glaseado de albaricoque o con la mermelada de cochayuyo. Tapa de nuevo la tarta con cuidado de no romperla y que no se despegue ningún fruto rojo.

Truco del almendruco: ¿Por qué no he rellenado la tarta antes de decorarla con la fruta y el agar-agar? Pues… para facilitarme las cosas 😉 Al cubrirla con el agar-agar, le doy más consistencia al bizcocho, que al no llevar huevo es más fácil que se rompa por no ser tan elástico. Aun así habrá que ser cuidadoso y hacerlo con mucho mimo y tino.

¡Y ya está la tarta lista!

DSC_1298

DSC_1304

Ahora sólo me queda disfrutarla… ¡y soplar las velas!

DSC_1336

Espero que te haya gustado esta nueva receta, un tanto laboriosa, pero realmente merece la pena por lo deliciosa y jugosa que queda 😀

¡Que tengas un día precioso!

Anuncios
Cupcakes sin gluten, sin huevo y sin lácteos

Cupcakes sin gluten, sin huevo y sin lácteos

0A5A3765

Hola, ¿qué tal? El pasado 27 de mayo fue el día nacional sin gluten (en España), por eso hoy te traigo una receta de lo más especial. Se trata de unos deliciosos cupcakes sin gluten, sin huevos y sin lácteos, para que cualquier persona con intolerancias los puedan tomar, eso sí, ¡azúcar tienen! ¿Quieres saber cómo se hacen? Aquí tienes el vídeo de 1 minuto:

Ingredientes para el cupcake:

  • 220 gr de harina de trigo sarraceno
  • 100 gr de harina de maíz
  • 220 gr de azúcar moreno
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 1 pizca de vainilla en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 360 ml de agua
  • 110 gr de aceite de oliva
  • frambuesa liofilizada al gusto (o pepitas de chocolate, pasas, nueces…)

Ingredientes para el cheesecream:

  • 180 gr de margarina sin sal (o mantequilla si eres omnívoro o vegetariano)
  • 250 gr de queso crema vegano (o queso normal tipo Philadelphia si eres omnívoro, o vegetariano)
  • Azúcar glass al gusto

Preparación:

Para hacer los cupcakes, pon en un bol todos los ingredientes secos (harinas, azúcar, levadura, vainilla, frambuesa y sal) y remueve bien con unas varillas. A continuación, añade los ingredientes húmedos y sigue removiendo con una varilla hasta que quede una masa homogénea. Rellena con esta masa unos moldes para cupcakes, y llévalos al horno previamente calentado a 180ºC. Hornéalos durante 40 minutos o hasta que los pinches con un palillo y este salga limpio.

Mientras tanto, ve preparando el cheesecream mezclando la margarina con el queso, y añadiendo azúcar glass hasta obtener la textura y el dulzor deseados. Pon esta crema en una manga pastelera, para adornar y cubrir tus cupcakes cuando estén fríos. Decora con unas frambuesas liofilizadas y… ¡a disfrutar!

0A5A3777

0A5A3776

Espero que te haya gustado esta receta y que pronto los pongas en práctica. De verdad que son puro vício y el cheesecream está espectacular. Si tienes amigos o familiares celíacos, comparte esta receta con ellos 😀

¡Que tengas un día precioso!