Potaje de judías blancas y verduras

Potaje de judías blancas y verduras

fabes firma

Hola, ¿qué tal? Como hoy comienza septiembre, me siento un poco más otoñal por aquello del fin de las vacaciones, “la vuelta al cole”, los nuevos comienzos… y me apetecía a horrores un plato caliente, de los de toda la vida. Por eso he preparado este potaje de judías blancas y verduritas con mucho mimo, ¿quieres aprender a hacerlo tú también? Vamos allá:

Ingredientes (4 personas):

  • 1 cebolla morada
  • 2 dientes de ajo grandes
  • 1 puerro
  • 1 tomate grande o dos medianos
  • 2 zanahorias
  • 1 patata roja grande
  • 1 bote de judías blancas cocidas (mejor si son ecológicas)
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera (yo le he puesto la versión agridulce, pero si te gusta picante dale sin miedo)
  • 1 litro de agua
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación:

En una olla grande, pon un chorrito de aceite de oliva virgen extra a calentar a fuego bajo. Mientras tanto, pela y pica finamente la cebolla y los ajos. Ponlos a sofreír en la olla a fuego medio con una pizca de sal. Pela y corta el puerro en rodajas y añádelo al sofrito. Ahora, pela y corta en medias lunas las zanahorias, y añádelas también. Mientras se pocha, pela y pica los tomates, y reserva. Cuando estén las verduritas pochadas, añade una cucharada de pimentón de la Vera, y remueve bien, con cuidado de que no se queme. Añade ahora el tomate y déjalo cocinando unos 10 minutos. Transcurrido este tiempo, añade a la olla 1 litro de agua, y la patata pelada y cortada en “cascos”. Cuécelo todo hasta que la patata esté tierna. Agrega las judías lavadas y escurridas y cuece un par de minutos más. Rectifica de sal, y sírvelo. Bon profit!

Truco del almendruco:

Para hacer este guiso más aromático y digestivo, puedes añadir un poco de comino. Si quieres que la patata se cueza en tiempo record, y hacer que tu plato sea más rico en minerales, añade un trozo de alga Kombu al caldo cuando lo pones a hervir. Para aquellas personas a las que les cueste un poco digerir las legumbres, les vendrá de perlas tomar de postre una infusión de hinojo, o una compota de manzana 🙂

¡Que tengas un día precioso!

Anuncios
Sandwich Thins de Falafel y salsa de yogur

Sandwich Thins de Falafel y salsa de yogur

falafel thins win

Hola, ¿qué tal? En esta ocasión te traigo otro sandwich Thins un tanto oriental, con el que resulté ganadora en un concurso de Canal Cocina. El falafel es una albóndiga (o croqueta o hamburguesa, según la forma que se le de) de garbanzos o habas, cuyo origen se remonta a tiempos del Corán. Es un plato típico de India, Pakistán y Oriente Medio. Se suele servir con salsa de yogur, de la cual también te contaré la receta, y pan pita, pero en su lugar usaremos pan Thins por su finura y forma redonda. Yo he optado por hacer el falafel con garbanzos, ¿quieres saber cómo? Sigue leyendo:

Ingredientes (para 4 sandwiches):

Para el falafel (8 minihamburguesitas aprox):

  • 1/2 bote de garbanzos cocidos (si son ecológicos, mejor que mejor)
  • 1 taza de perejil fresco
  • 1/2 taza de cilantro fresco
  • 1/2 cebolleta morada
  • 1 o 2 dientes de ajo (según tamaño)
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 cucharadita y media de levadura química tipo Royal
  • 2 cucharadas rasas de harina
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • 1 cucharadita y media de sal
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Para la salsa de yogur:

  • 1 yogur natural sin endulzar (vegetal, de cabra, o de vaca, el que más te guste)
  • 1/2 diente de ajo
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1/4 de taza de menta o hierbabuena fresca

Para montar los sandwiches:

  • 1 tomate rosa en daditos
  • 1/2 cebolleta morada picada
  • unas hojas de espinaca frescas
  • unos germinados de cebolla, o cualquier otros que nos gusten
  • 4 panes Thins integrales

Preparación: 

Empezamos por el falafel. Para ello, tendrás que poner en una picadora, procesadora de alimentos, o batidora los garbanzos, media cebolleta morada picada, el perejil, el cilantro, la harina, la levadura, el zumo de limón, la pimienta, el comino, el ajo y la sal. Tritura hasta que quede una masa uniforme. Ponla en un bol y cúbrela con papel film de manera que no quede aire entre la masa y el film (así evitaremos que se nos reseque y se haga costra) y ponla a enfriar en la nevera durante 1 hora (si no puedes esperar una hora no pasa nada, déjalo en la nevera mientras preparas el resto de cosas. Si la masa está fría es más fácil de manipular, pero no es imprescindible porque con estas cantidades queda bien de textura).

Mientras tanto, ve preparando la salsa de yogur. Para ello, pon el yogur en un bol pequeño, y añádele el zumo de limón, el ajo bien picadito, y la hierbabuena cortada en chiffonade. Para ello, separa las hojas de hierbabuena del tallo, júntalas bien y haz un rollito con ellas. Ponlas sobre la tabla de cortar y pícalas. Ve juntando la hierbabuena en montoncitos y vuelve a picar hasta que esté bien fina, y añádela al yogur. Mueve bien y consérvalo en la nevera 🙂

También puedes ir preparando el resto del relleno del bocata: pica la cebolla y el tomate rosa (yo soy fan del tomate rosa por su forma, por su aroma, y por su sabor, pero puedes usar cualquier otro que te guste). Lava las hojas de espinacas y resérvalas.

Una vez que esté fría la masa del falafel sólo nos queda darle forma y freírlo. Puedes usar un sacabolas de helado si quieres que tenga forma redonda (de este modo todos quedarán iguales porque usarás la misma cantidad), o hacer quenelles con dos cucharas (o croquetas de toda la vida, vaya…) o minihamburguesitas como hago yo en el vídeo. Ponlas a freír a fuego medio-alto en 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, y dales la vuelta cuando estén doradas (unos 2 minutos por cada lado). Resérvalas en un plato con papel absorbente para retirar el posible exceso de aceite.

Ahora sólo nos queda montar nuestro sandwich. Para ello, pon en un plato el pan abierto, y dos o tres hojas de espinacas frescas. Pon encima dos o tres falafels y cubre con la salsa de yogur. Ponle topping de tomate, cebolla, y germinados al gusto. Pon la tapa del pan y… ¡deléitate con esta pedazo de cena!

falafel crucina

falafel sandwich

Espero que te guste, y que te animes a hacer el falafel y la salsa de yogur 🙂 También puedes acompañarlo con hummus, babaganoush o tahini. ¡Que tengas un día precioso!

1505cocbimbothinscabecera900x356

El mejor bocata de la historia… versión Thins

El mejor bocata de la historia… versión Thins

best ever1

Hace algunos meses publiqué una entrada llamada “El mejor bocata de la historia”. Pues bien, esta es la versión 2.0 de mi bocata favorito, esta vez con el novedoso pan Thins. Es extremadamente fino, pero aguanta bastante bien los ingredientes que le pongas. Además de esta receta, pronto publicaré otra con relleno caliente, y con las dos participaré en un concurso de cenas sabrosas para Canal Cocina 🙂 Ahí va mi propuesta para una cena ligera y saludable, prepara tu lista de la compra porque estos son los ingredientes para un sandwich:

  • Pan de sandwich integral Thins
  • 1 rodaja de tomate rosa
  • 1/2 aguacate cortado en láminas. Para saber cómo se corta haz clic aquí: 

     si quieres láminas, sólo tienes que hacer cortes transversales y no en forma de rombo o cubo 🙂

  • 1/2 cucharadita de mezcla de especias (pimentón de la Vera picante, ajo, curry, comino, cayena y canela)
  • 1 cucharada de cebolla deshidratada
  • Germinados de cebolla al gusto
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Para hacerlo sólo tienes que seguir unos sencillos pasos:

  1. Abre el pan, y pon un chorrito de aceite de oliva virgen extra en una de sus caras.
  2. Corta una rodaja de tomate rosa de medio centímetro de grosor aproximadamente, ponla sobre el pan, y ponle una pizca de sal.
  3. Parte por la mitad un aguacate, hazle unos cortes transversales y retira la pulpa con una cuchara. Pon las láminas resultantes sobre el tomate.
  4. Pon media cucharadita de mix de especias. Puedes comprar este mix ya hecho (por ejemplo, uno para fajitas, o burritos) y sino puedes hacerlo tú mismo mezclando pimentón de la vera picante, ajo en polvo deshidratado, un poco de curry, otro poco de cayena molida, y una pizca de canela (cuidado, ¡no queremos que quede dulce nuestro mix!).
  5. Pon ahora una cucharada de cebolla deshidratada, y corona con unos germinados de cebolla, para darle un toque más fresco y picante.
  6. Pon la tapa del pan y…
  7. ¡Disfruta de la cena! Para chuparse los dedos y hecha en un santiamén.

BEST EVER

Espero que la pongas en práctica, ¡que tengas un día precioso!

Garbanzos con verduras tipo Ratatouille

Garbanzos con verduras tipo Ratatouille

garbanzos v p dulce

Hola, ¿qué tal? Esta semana llegó a mi casa un paquete fantástico, con tres ricas variedades de pimentón de la Vera: picante, dulce y agridulce. Con ellas quiero hacer 3 recetas diferentes.

pimentón

Ayer, tenía unas verduras de sobra en casa (como no, de mi sitio orgánico favorito: Entre Col y Col, en el mercado Barceló de Madrid) y salió esta riquísima receta:

Ingredientes:

  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 calabacín mediano
  • 1 berenjena
  • 1 tomate grande
  • 1 bote grande de garbanzos cocidos
  • 1 pizca de azúcar
  • Pimentón de la Vera ahumado y dulce, al gusto
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 poco de perejil picado para decorar

Preparación:

Lo primero que tendrás que hacer es pelar y picar los ajos y la cebolla, y ponerlos a sofreír con una pizca de sal en una sartén grande con aceite. Mientras se pocha, ve picando en dados un calabacín y una berenjena pelada. Añádelo a la sartén y cocínalo hasta que esté tierno. Pica muy finamente el tomate, y añádelo también al sofrito. Cocínalo todo junto unos 15-20 minutos. Rectifica la acidez del tomate con una pizca de azúcar, y salpimentalo y añade una cucharadita de pimentón de la Vera ahumado y dulce. Enjuaga bien los garbanzos con ayuda de un escurridor, y ponlos junto con las verduras. Mezcla bien. Sirve en un plato bonito con un poquito de perejil picado y una pizca de pimentón para decorar.

Espero que te haya gustado esta nueva receta (si es así, compártela con tus amigos) y que la pongas en práctica en casa!

¡Que tengas un día precioso!

Mi paso por “Miel sobre hojuelas” con una sopa de lentejas rojas al curry

Mi paso por “Miel sobre hojuelas” con una sopa de lentejas rojas al curry

sopa de lentejas rojas

Hola, ¿qué tal? Ayer estuve en el programa “Miel sobre hojuelas” de la grandísima cocinera Rocío Arroyo, que desprende simpatía y dulzura por cada uno de sus poros. Ella me pidió que cocináramos juntas una receta de mi estilo, saludable, y 100% vegetal, y no tardé en decidirme por este plato de lentejas rojas al curry, con espinacas y leche de coco. En su programa fui explicando paso a paso cómo se hacen, y conté también las propiedades de cada alimento que utilicé. ¿Quieres verlo? Aquí está el enlace:

Ingredientes:

  • 200 gr de lentejas rojas
  • 1 cebolla
  • 1 rama de apio
  • 2 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • 1 manojo de espinacas frescas
  • 1 lata de tomate tamizado
  • 1 litro de caldo vegetal
  • 2 cucharaditas de curry (el que usé me lo regaló una amiga que estuvo de viaje en India, y tenía toques picantes)
  • 1 manojito de perejil fresco para decorar
  • 4 cucharadas de leche de coco (una cucharada por plato, para decorar y dar cremosidad y frescor)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparacion:

Pelamos y picamos la cebolla, las zanahorias, los dientes de ajo y el apio y los ponemos a pochar en una olla con una pizca de sal. Cuando esté pochado añadimos el curry para que se cocine junto con las verduras un par de minutos. A continuación se añade el tomate tamizado y se cocina otros dos minutos, antes de añadir las lentejas rojas y el caldo vegetal. Lo dejamos cociendo durante unos 25 minutos, añadimos las hojas de espinacas frescas y retiramos cuando las lentejas y las espinacas estén tiernas (en 1 minuto ya están listas). Servimos en un cuenco y decoramos con una cucharada de leche de coco y hojas enteras de perejil.

Espero que practiques esta receta en casa, y que no te pierdas el vídeo para aprender todas las propiedades de este plato 🙂

¡Que tengas un día precioso!

El mejor bocata de la historia, perfecto para tomar a media mañana

El mejor bocata de la historia, perfecto para tomar a media mañana

IMG_20150116_181158
Aún estoy a años luz de un fotógrafo profesional… pero poquito a poco voy haciendo por mejorar 🙂

¡Hola a todos!

En esta ocasión os traigo otra recetilla, hiper sencilla, como siempre, para tomar como tentempié a media mañana en vuestro trabajo, en caso de que lleguéis muy tarde a casa para comer y necesitéis algo más fuerte. Comparto con vosotros mi bocadillo favorito, ¿queréis saber los ingredientes que lleva? Vamos allá:

Ingredientes:

  • 1 bollito de pan integral, de centeno o de semillas
  • Medio tomate
  • Medio aguacate
  • Chile en polvo
  • Cebolla deshidratada
  • Alguna hoja verde (lechuga, canónigos, espinacas…)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal marina

Preparación:

Hasta un niño puede hacerlo… Abre el pan por la mitad, y ponle un chorrito fino de aceite de oliva virgen extra. Coloca el tomate cortado en rodajas, ponle un poco de sal. Parte el aguacate por la mitad. Con un cuchillo, hazle rombos, y sácalos luego con una cuchara (esta es la manera más fácil de trocear un aguacate).

Primero haz rombos con un cuchillo, y luego saca los trozos con ayuda de una cucharilla.
Primero haz rombos con un cuchillo, y luego saca los trozos con ayuda de una cucharilla.

Pon el aguacate troceado sobre la otra rebanada de pan, ponle una pizca de sal, y añade chile en polvo al gusto. Pon también un poco de cebolla deshidratada o ajo en polvo, y unas cuantas hojas verdes. Cierra el bocadillo y… saboréalo, disfrútalo, y agradécele por todos los nutrientes que te está aportando 🙂

Si tienes dudas acerca de tu nutrición, o quieres hacer algún cambio en tu dieta, contacta conmigo en celianutriananda@gmail.com

¡Que tengas un día precioso!

Salmorejo crudivegano apto para Celiacos

Salmorejo crudivegano apto para Celiacos

IMG_5350

 

Ingredientes (2 personas):

– 1 puñado de almendras activadas

– 3 tomates pera pequeños

– un trocito de pimiento rojo

– 1 diente de ajo con la piel espachurrado

– un chorrito de aceite de oliva virgen extra

– sal marina del Atlántico al gusto

– germinados de cebolla (o cualquier otro que te guste)

Preparación:

Lo primero de todo es activar las almendras. Para ello hay que ponerlas en remojo la víspera, entre 6 y 8 horas antes de hacer este salmorejo, para que se elimine el ácido fítico y se neutralicen los inhibidores enzimáticos tóxicos que impiden la digestión de las proteínas. Así nuestro salmorejo será mucho más fácil de digerir y asimilaremos mejor todos sus nutrientes.

Una vez tenemos nuestras almendras activadas sólo tenemos que triturarlas con los tomates pelados, el diente de ajo con su camisa (si es ecológico, así tiene más propiedades aun, y al estar espachurrado durante unos 10 minutos se consigue que sea más digestivo y menos irritante, conservando todas sus propiedades anticáncer y antibacterianas), el trocito de pimiento rojo, el aceite de oliva virgen y la sal marina.

Este salmorejo, al no llevar pan, es apto para celiacos, y está repletito de vitaminas, especialmente la vitamina C (presente en altas cantidades en el pimiento rojo y los germinados) que nos pondrán a tope el sistema inmune y nos ayudan en la prevención de enfermedades como el Alzheimer o el envejecimiento prematuro.

Buen provecho!! 😀

IMG_5351