Crema de calabacín y zanahoria morada

Crema de calabacín y zanahoria morada

crema de zanahoria morada, calabacín y patata

Hola, ¿qué tal?

En esta ocasión te traigo otra cremita de verduras, que a mí me encantan. Esta es la típica crema de calabacín y zanahoria, pero con el toque diferente de color de las zanahorias moradas y toques crujientes en los aderezos. Para hacer esta crema necesitas:

Ingredientes (4 personas):

  • 3 calabacines
  • 2 o 3 patatas
  • 1 cebolla
  • 4 zanahorias moradas (estas las he conseguido en Entre Col y Col, en el Mercado de Barceló de Madrid)
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Decoración opcional: Semillas de sésamo al wasabi, cebolla deshidratada.

Preparación:

Se pelan todas las verduras, se trocean, y se ponen en una olla grande. Se añade agua sin llegar a cubrir las verduras. Se tapa la olla y se deja cocer unos 20-25 minutos, hasta que las verduras estén tiernas. Añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra, y sal. Tritura hasta que quede bien fino. A la hora de servir, decora el plato con semillas de sésamo y cebolla deshidratada para darle un toque crujiente, y contraste de color. ¡A disfrutar!

crema zanahoria morada

Espero que te haya gustado esta rica receta 🙂 no tienes porqué hacerla con zanahoria morada, si la haces con zanahoria naranja de toda la vida te quedará igual de buena y nutritiva. Si te has quedado con ganas de más puedes ver mi agenda de Biocultura Madrid pinchando aquí.

Y aún estás a tiempo para apuntarte al evento online gratuito “Siente tu vida plena” de Espaixen para tener una energía vibrante y enterarte de un montón de trucos y consejos relacionados con la nutrición y el bienestar personal. Tienes la info aquí.

¡Que tengas un día precioso!

Potaje de judías blancas y verduras

Potaje de judías blancas y verduras

fabes firma

Hola, ¿qué tal? Como hoy comienza septiembre, me siento un poco más otoñal por aquello del fin de las vacaciones, “la vuelta al cole”, los nuevos comienzos… y me apetecía a horrores un plato caliente, de los de toda la vida. Por eso he preparado este potaje de judías blancas y verduritas con mucho mimo, ¿quieres aprender a hacerlo tú también? Vamos allá:

Ingredientes (4 personas):

  • 1 cebolla morada
  • 2 dientes de ajo grandes
  • 1 puerro
  • 1 tomate grande o dos medianos
  • 2 zanahorias
  • 1 patata roja grande
  • 1 bote de judías blancas cocidas (mejor si son ecológicas)
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera (yo le he puesto la versión agridulce, pero si te gusta picante dale sin miedo)
  • 1 litro de agua
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación:

En una olla grande, pon un chorrito de aceite de oliva virgen extra a calentar a fuego bajo. Mientras tanto, pela y pica finamente la cebolla y los ajos. Ponlos a sofreír en la olla a fuego medio con una pizca de sal. Pela y corta el puerro en rodajas y añádelo al sofrito. Ahora, pela y corta en medias lunas las zanahorias, y añádelas también. Mientras se pocha, pela y pica los tomates, y reserva. Cuando estén las verduritas pochadas, añade una cucharada de pimentón de la Vera, y remueve bien, con cuidado de que no se queme. Añade ahora el tomate y déjalo cocinando unos 10 minutos. Transcurrido este tiempo, añade a la olla 1 litro de agua, y la patata pelada y cortada en “cascos”. Cuécelo todo hasta que la patata esté tierna. Agrega las judías lavadas y escurridas y cuece un par de minutos más. Rectifica de sal, y sírvelo. Bon profit!

Truco del almendruco:

Para hacer este guiso más aromático y digestivo, puedes añadir un poco de comino. Si quieres que la patata se cueza en tiempo record, y hacer que tu plato sea más rico en minerales, añade un trozo de alga Kombu al caldo cuando lo pones a hervir. Para aquellas personas a las que les cueste un poco digerir las legumbres, les vendrá de perlas tomar de postre una infusión de hinojo, o una compota de manzana 🙂

¡Que tengas un día precioso!

Batidos verdes para el verano

Batidos verdes para el verano

zumi

Hola, ¿qué tal? El otro día tuve el placer de colaborar de nuevo con Vitamina 301, quienes me pidieron que les preparara unas recetas de batidos verdes de cara al verano (aunque cualquier estación del año es buena para beneficiarse de ellos) Ya os hablaré de los batidos verdes de manera extensa en otro post… os adelanto que voy a salir en una revista molona 😀

No me enrollo más, y te dejo con las recetas:

ZUMO DEPURATIVO 

¡Ojo! Esto es un zumo, no un batido verde, pero es tan bueno que quería compartirlo de nuevo. Ya te lo he contado hace tiempo, porque es mi zumo favorito (el de la foto). Para disfrutarlo sólo tienes que licuar un limón, dos manzanas, una rama de apio, y 2 zanahorias. El limón limpia el hígado, las manzanas y las zanahorias limpian el tracto digestivo, y el apio limpia los riñones.

BATIDO DE SANDÍA Y HIERBABUENA

sandía y hierbabuena

Tritura 1/4 de sandía, y un manojo de hierbabuena al gusto. El sabor es increíblemente refrescante. La sandía contiene hasta un 92% de agua, por lo que no hace falta añadirle más agua a nuestro batido. Como tiene tal cantidad, la mayor parte de su digestión se hace en el intestino, por lo que es conveniente comer la sandía sola (mejor en ayunas) para que absorbamos todos sus nutrientes y no fermente en el estómago junto con otros alimentos. Es baja en calorías y rica en vitamina C y betacarotenos, por lo que es la fruta ideal del verano. La hierbabuena le dará un toque de frescor muy rico a este batido, y nos aportará todas sus propiedades digestivas y vitamina K

BATIDO DE PIÑA Y ESPINACAS

piña y espinaca

Corta con un cuchillo afilado un tercio de piña, y pélala antes de cortarla en dados. Si tu batidora es potente, no le quites el tronco a la piña, ya que es donde más concentración de bromelina tiene (altamente antiinflamatoria y digestiva de proteínas y grasas). Ponla en el vaso de la batidora y añade unas hojas de espinaca fresca, un vaso de agua, y hielo para que esté fresquito (si la batidora no es muy potente, mejor añádelo después). Tritura hasta que esté bien fino.

Este batido es perfecto para la absorción del hierro. Para que éste se absorba es necesaria la presencia de vitamina C. Espinacas (hierro)+ Piña (vitamina C) = Pareja perfecta.

BATIDO DE MANZANA Y APIO

Lava y pela una manzana en caso de que no sea ecológica. Quítale el corazón, y cortada en dados. Pon la manzana picada en un vaso de batidora junto con las hojas de una rama de apio y un vaso y medio de agua. Si la batidora es potente añade el hielo antes de triturar, y sino después, para que esté más fresquito y apetecible. Tritura hasta que esté fino y consume inmediatamente antes de que se oxide.

El apio limpia el organismo y estimula la función renal. Además de ser refrescante, es la planta más afrodisíaca que existe (tanto para hombres como para mujeres), y ayuda con la hipertensión.La manzana es muy rica en pectina, que es una fibra soluble que ayuda al intestino con la peristalsis, por lo que va genial para el estreñimiento. Ayudan a eliminar toxinas y reduce los niveles de “colesterol malo” en sangre. Se cree que las manzanas también ayudan con el Síndrome del Colon Irritable, y contiene enzimas que favorecen la buena digestión, por lo que es una de las frutas que podemos comer de postre.

Espero que te pegues unos buenos desayunos con estos greensmoothies súper vitaminados.

¡Que tengas un día precioso!

Mi paso por “Miel sobre hojuelas” con una sopa de lentejas rojas al curry

Mi paso por “Miel sobre hojuelas” con una sopa de lentejas rojas al curry

sopa de lentejas rojas

Hola, ¿qué tal? Ayer estuve en el programa “Miel sobre hojuelas” de la grandísima cocinera Rocío Arroyo, que desprende simpatía y dulzura por cada uno de sus poros. Ella me pidió que cocináramos juntas una receta de mi estilo, saludable, y 100% vegetal, y no tardé en decidirme por este plato de lentejas rojas al curry, con espinacas y leche de coco. En su programa fui explicando paso a paso cómo se hacen, y conté también las propiedades de cada alimento que utilicé. ¿Quieres verlo? Aquí está el enlace:

Ingredientes:

  • 200 gr de lentejas rojas
  • 1 cebolla
  • 1 rama de apio
  • 2 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • 1 manojo de espinacas frescas
  • 1 lata de tomate tamizado
  • 1 litro de caldo vegetal
  • 2 cucharaditas de curry (el que usé me lo regaló una amiga que estuvo de viaje en India, y tenía toques picantes)
  • 1 manojito de perejil fresco para decorar
  • 4 cucharadas de leche de coco (una cucharada por plato, para decorar y dar cremosidad y frescor)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparacion:

Pelamos y picamos la cebolla, las zanahorias, los dientes de ajo y el apio y los ponemos a pochar en una olla con una pizca de sal. Cuando esté pochado añadimos el curry para que se cocine junto con las verduras un par de minutos. A continuación se añade el tomate tamizado y se cocina otros dos minutos, antes de añadir las lentejas rojas y el caldo vegetal. Lo dejamos cociendo durante unos 25 minutos, añadimos las hojas de espinacas frescas y retiramos cuando las lentejas y las espinacas estén tiernas (en 1 minuto ya están listas). Servimos en un cuenco y decoramos con una cucharada de leche de coco y hojas enteras de perejil.

Espero que practiques esta receta en casa, y que no te pierdas el vídeo para aprender todas las propiedades de este plato 🙂

¡Que tengas un día precioso!

¡Sushi! Hosomakis de coliflor (videoreceta)

¡Sushi! Hosomakis de coliflor (videoreceta)

hosomaki

¡Hola de nuevo!

¿Qué te pareció mi videopresentación de la semana pasada? A partir de ahora empiezo con una ronda de videorecetas, hechas con mucho cariño. Las cuatro primeras serán de cocina japonesa, basadas en la clase magistral que recibí en el Restaurante Shikku en Madrid. ¡Espero que te gusten! La primera receta es un hosomaki de coliflor. Una receta crudivegana para quienes no deseen comer arroz, o quieran comer coliflor cruda de una manera original. La coliflor es una de mis crucíferas favoritas, super anticancerígena, sobre todo si se come cruda, al vapor, o al wok ¿Vamos con la receta?

Ingredientes (para 6 porciones, 1 maki)

1 hoja de alga nori
1/4 de coliflor cruda triturada
Pimiento amarillo en tiritas
Zanahoria en bastoncitos
Aguacate en tiritas
Salsa de soja o wasabi para acompañar
Preparación:

Coloca el alga nori, con la cara rugosa hacia arriba al borde de una esterilla para enrollar sushi (llamadas makisu). Coloca la coliflor triturada con delicadeza, dejando una parte del alga libre, que humedecerás un poco y te servirá para sellar, como si fuera un sobre. Coloca encima unas tiras de pimiento amarillo, unos bastoncitos de zanahoria y unas tiras de aguacate, al gusto, y procede a enrollar con ayuda de la esterilla. Para enrollarlo mejor, y que no se te salgan los ingredientes como me pasa a mí en el vídeo, el truco está en triturar la coliflor mucho mucho mucho (yo la dejé más bien enterita para que se asemejara más al arroz pero luego costaba que se mantuviera realmente firme).

Para cortar las porciones de hosomaki (sushi con el alga por fuera), es mejor que primero claves la punta del cuchillo y luego cortes, así no estropeas el maki. Sirve en un plato, y acompáñalo con wasabi, o salsa de soja.

Espero que te haya gustado mucho esta receta. Si tienes cualquier consulta de tipo nutricional, puedes contactar conmigo en celianutriananda@gmail.com

¡Que tengas un día precioso! ¡Nos vemos en el siguiente vídeo! Si quieres mantenerte al tanto de todas las publicaciones, suscríbete a mi blogs y a mi canal de Youtube, dale al like y comparte con quien creas que le puede interesar.

Hummus con crudités

Hummus con crudités

IMG_20150115_160719

¡Hola a todos!

En esta ocasión os voy a presentar un plato de lo más sencillo, que podéis tomar como apertitivo, o incluso llevar al trabajo para la pausa del medio día.

Es una receta muy sencilla, y sólo se tarda 5 minutos en prepararlo todo. ¿Quieres saber cómo se hace? Ahí va la receta:

Ingredientes:

  • 200 gr de garbanzos cocidos
  • 1 cucharada colmada de tahini crudo (pasta de sésamo molido, rica en calcio)
  • Un chorrito de zumo de limón (al gusto, a mí me gusta más bien acidito)
  • Una pizca de pimentón picante
  • Un trocito de ajo crudo
  • Unas cucharadas de agua (según la textura que desees, añade más o menos agua, tiene que quedar con consistencia untable).
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal marina
  • Verduritas crudas al gusto: zanahoria, apio, pimiento rojo, calabacín…

Preparación:

Se ponen todos los ingredientes en el vaso de la batidora y se tritura. Rectifica de limón, tahini, sal y ajo si lo crees necesario. Esta receta depende mucho del gusto del cocinero: si le gusta picantito, añadirá más ajo, si le gusta más amargo, añadirá más tahini, y si lo desea más ácido, añadirá más limón. Por eso es necesario empezar poco a poco, así siempre tendremos tiempo de corregirlo.

La manera de presentarlo será poner nuestro hummus en un vasito pequeño y poner la verdura cortada en bastoncitos alrededor, para coger nuestro hummus tipo dip.

También se puede comer con pan y aceite de oliva virgen extra (mejor si el pan es integral), o en lugar de cortar la verdura en bastones, ponerla en rodajas y comerla tipo tostaditas (para esto es mejor utilizar, por ejemplo calabacín, pepino, e incluso zanahoria). Puedes espolvorear unas semillas por encima.

Bon apetit!

Si tienes cualquier consulta nutricional, no dudes en contactar conmigo en celianutriananda@gmail.com 

¡Que tengas un día precioso!

Minestrone navideño

Minestrone navideño

IMG_5432[1]

¡¡Hola a todos!!

Como se van acercando las fiestas, al hacer mi minestrone, al que le he querido dar un toque navideño. El minestrone es una especialidad de la cocina italiana (la cual adoro) similar a una sopa elaborada con verduras de temporada. Para que me recuerde a la navidad, le he añadido una copita de vino de Jerez, que se lo echaba mi abuelita a una sopa de gallina que me encantaba por estas fechas cuando era niña, pero eso es ya otro cantar… ¡¡Vamos con el minestrone navideño!!

Ingredientes (4 personas):

  • 2 cebollas
  • 3 zanahorias
  • 2 patatas pequeñas
  • 3 ramas de apio
  • 2 calabacines
  • 90 gr de judías verdes
  • 1 litro de caldo de verduras
  • 700 gr de tomate triturado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

IMG_5427[1]

Preparación:

Pica todas las verduras finamente. En una olla grande pon a pochar, en aceite de oliva virgen extra, la cebolla. Añade la zanahoria, y rehoga 2-3min, removiendo de vez en cuando. Repite este proceso con la patata, el apio, el calabacín, y las judías verdes. Añade el vino de Jerez y deja que se evapore. A continuación, incorpora el triturado de tomate y el caldo vegetal. Llévalo a ebullición, y después reduce el fuego al mínimo. Déjalo tapado y cocinándose a su amor durante una hora y media, o hasta que la sopa espese.

NOTA: Este plato navideño puede ser perfecto como primer plato, o si prefieres cenar más ligero, lo puedes tomar de plato principal después de unos entrantes, si le añades un bote de judías blancas cocidas ecológicas, bien enjuagadas. ¿Judías por la noche? Sí, es el mejor momento para tomar proteína, ya que es cuando la necesitan nuestros músculos para regenerarse 🙂 Si crees que vas a tener una digestión pesada, puedes añadirle a esta sopa un poquito de comino, y tomar de postre una infusión con hinojo, manzanilla con anís, o poleo menta, por ejemplo.

Espero que tu cena navideña sea maravillosa, y que la pases muy muy feliz 🙂